Acerca de

¿porqué matriarca(s)?

El arte del cuidado no es una cuestión de género, aunque principalmente se asocie al femenino. Y por tanto al matriarcado, ya que asumimos que es el patriarcado el que hace de éste mundo uno económicamente eficaz y competente, dejamos en manos del matriarcado todo lo relacionado con el ámbito familiar, del cuidado, de la intimidad y el bienestar.

Matriarca(s) pretende visibilizar estas competencias. Asumir el rol que la sociedad le ha asignado y llevarlo con orgullo, sea de género femenino, masculino o transexual. De clase alta, baja o media. Extranjero o nacional. El arte del cuidado traspasa todas las fronteras y se adentra en todos los hogares. Pues sin un debido acondicionamiento del contexto y de la salud (tanto emocional como física), los seres humanos no tienen futuro. No existen. Y por tanto el sistema patriarcal tampoco. 

Bajo este nombre se pretende conectar a la comunidad que es consciente de estos cuidados, de su rol. Mediante la comunicación se establece el empoderamiento, que hará visible las necesidades de la comunidad, y así poco a poco trazar una estructura en la que podamos encontrar fácil y cómodamente soluciones a los problemas que se plantean a diario.

Este proyecto se centra en el distrito de Ciutat Vella, en Barcelona. En un consenso para crear un ‘microclima’ donde se posibilite el bienestar mediante la conexión de necesidades. Este hecho afectará directamente al tiempo que gastamos en gestiones, sobretodo aquellas que debemos efectuar fuera del barrio y que por supuesto encontrarán solución dentro del mismo. Por lo tanto estamos hablando de optimizar la economía del bienestar y el tiempo.

Normalmente asociamos al ámbito del cuidado las siguientes actividades: limpieza, cuidado de niñxs, bebés, familiares, enfermxs, gestión de tareas familiares… matriarca(s) quiere extender la lista con tu ayuda.

¿te sumas a la comunidad?

‘La maternidad ha traído todo un cambio a mi concepción sobre la vida. Creo que esta transformación se da en todos los cuerpos en algún momento, sea a la fuerza o por vocación. Llega un momento en el que unx comprende que los cuidados son la base de la fertilidad, de la sociedad y por tanto del futuro. Esta claro que para algunxs pasa sin dejar una huella consciente, para otrxs es el clic que las hace despertar. Existen numerosxs autorxs que hacen de esta percepción un asunto totalmente real i relevante. Como preferidas cito a Casilda Rodrigáñez y a Laura Gutman. Madres i profesionales que han traído su vida íntima a diálogo y por tanto al foco de sus profesiones. En estos tiempos, el feminismo acerca este diálogo a los asuntos políticos más urgentes, por eso aquí y ahora es el momento ideal para que empecemos a hablar.’

Rosa Mota.

webbw